top of page

¡Las escuelas públicas son la forma número uno de programar y controlar a nuestros niños! ¡Si tenemos un hijo, también tenemos la capacidad dada por Dios para educarlos para el mayor crecimiento espiritual también! ¡Aquí ofrecemos un recurso para que nuestras familias retomen la educación de sus propios hijos!

bottom of page